Gestión de crisis

La gestión de crisis en el entorno digital se ha consolidado, especialmente en las últimas décadas, como un aspecto insoslayable en la estrategia global de las organizaciones y empresas. La digitalización, si bien ha traído consigo innumerables beneficios y oportunidades, también ha presentado nuevos retos y vulnerabilidades que demandan una sólida y proactiva gestión de crisis.

Cómo actuar ante una crisis de marca

La gestión de crisis no es más que el conjunto de estrategias y acciones preparadas para responder de manera efectiva ante situaciones imprevistas o problemáticas que pueden amenazar la integridad, reputación o continuidad de una entidad en el espacio digital.

Para entender bien qué implica la gestión de crisis, imaginemos un escenario donde una publicación negativa sobre nuestra empresa se hace viral en las redes sociales. La velocidad a la que se difunde la información en internet puede convertir un pequeño problema en una crisis en cuestión de horas, si no minutos. Aquí es donde entra en juego una gestión de crisis efectiva, que nos permita actuar rápidamente y minimizar el daño.

La gestión de crisis abarca desde la monitorización constante de lo que se dice sobre nosotros en el digital, pasando por la preparación de un plan de acción que incluya desde respuestas comunicativas hasta medidas correctoras, hasta la evaluación post-crisis para aprender y mejorar nuestros protocolos.

Una vez identificados los riesgos, la elaboración de un plan de gestión de crisis se convierte en nuestra hoja de ruta. Este plan debe ser específico, detallado y fácilmente accesible para todos los miembros del equipo implicado en la gestión de crisis. Debe incluir protocolos de actuación, roles y responsabilidades claras, líneas de comunicación internas y externas, y plantillas de mensajes para responder con rapidez y coherencia.

Preparación ante crisis digitales

El corazón de una buena gestión de crisis es sin duda un plan bien estructurado. Este plan debe ser como un mapa que nos guíe a través de la tormenta, detallando cada paso a seguir para mitigar el impacto de la crisis. Debe incluir una definición clara de qué situaciones se consideran crisis, quiénes forman parte del equipo de gestión de crisis y cuáles son sus roles y responsabilidades.

Otra parte indispensable de la preparación en gestión de crisis es conocer nuestros puntos débiles. Esto implica realizar una auditoría de riesgos que nos permita identificar dónde somos más vulnerables a sufrir una crisis en el entorno digital. Puede tratarse de aspectos técnicos, como la seguridad de nuestra web, o más relacionados con la percepción pública, como temas sensibles en nuestras campañas de marketing.

Una vez identificados estos riesgos, es crucial trabajar en medidas preventivas y planes de contingencia específicos para cada uno. Esto no solo reduce la probabilidad de que se desencadene una crisis, sino que también nos prepara para actuar de forma más eficaz si finalmente ocurre.

Plan y gestión de crisis reputacional

FAQs

+

La gestión de crisis es el proceso de planificar, preparar y responder de manera efectiva ante situaciones críticas o eventos inesperados que puedan tener un impacto negativo en una organización, marca, empresa o persona. Implica identificar y evaluar posibles escenarios de crisis, establecer protocolos y estrategias para abordar cada situación, y estar preparado para tomar acciones rápidas y coherentes en el momento necesario.

+

La gestión de crisis requiere de un enfoque proactivo y efectivo para abordar situaciones difíciles. En primer lugar, es esencial contar con un plan de crisis previamente establecido, el cual incluya la identificación de posibles escenarios de crisis, los roles y responsabilidades del equipo de gestión, los protocolos de comunicación y los canales de respuesta. Ante una crisis, el equipo designado debe actuar rápidamente y de manera coordinada, manteniendo la calma y tomando decisiones basadas en la información disponible. La comunicación transparente y efectiva con todas las partes interesadas es clave, ofreciendo información precisa y actualizada, y mostrando empatía hacia las preocupaciones del público. La evaluación posterior de la gestión permitirá aprender de la experiencia y mejorar la preparación para futuras crisis.

+

La gestión de crisis en redes sociales es un proceso delicado y requiere de una respuesta rápida y coordinada. En primer lugar, es crucial tener un plan de crisis previamente establecido, que incluya la identificación de posibles escenarios de crisis, el equipo responsable y los protocolos de respuesta. Ante una crisis, el equipo designado de 202 Digital Reputation debe actuar con calma y prontitud, manteniendo una comunicación transparente y empática con la audiencia. Es esencial responder a los comentarios y preocupaciones del público de manera adecuada, evitando respuestas emocionales o agresivas. La monitorización constante de las redes sociales es vital para detectar cualquier señal temprana de crisis y poder abordarla a tiempo.

+

La gestión de crisis en redes sociales es el proceso de planificar, coordinar y responder de manera efectiva a situaciones críticas que surgen específicamente en el entorno digital, especialmente en plataformas de redes sociales. Esta gestión implica identificar posibles escenarios de crisis en redes sociales, establecer un equipo preparado para abordar estas situaciones, definir protocolos de respuesta y flujo de comunicación, y estar preparado para actuar rápidamente frente a comentarios negativos, controversias o cualquier evento que pueda afectar negativamente la reputación online.

Contacta con nosotros

Tu marca se desgasta cada hora que pasa expuesta a información negativa en Internet

    Compomiso social

    crossmenu
    ×