Reputación corporativa: ¿cómo construir confianza y credibilidad?

Nos encontramos atravesando un mundo empresarial cada vez más competitivo. En este marco, los productos y servicios ya no son suficientes para destacar a las empresas de su competencia. Por el contrario, la reputación corporativa aparece como un activo invaluable para todas las organizaciones en todos los sectores.

Lo primero que debemos entender es que, cuando hablamos de reputación corporativa, no estamos haciendo referencia solamente a tener una buena imagen, sino a construir credibilidad y confianza entre el público. Es la forma en que la organización es percibida por sus clientes pero también por sus inversores, empleados y por la comunidad en general.

En esta ocasión, vamos a contarte lo que necesitas saber sobre la reputación corporativa, haciendo énfasis en la importancia que la credibilidad y confianza tienen para las empresas en la actualidad. Pero, además, vamos a hablar de cómo estos elementos pueden ser fortalecidos aplicando estrategias determinadas que contribuyen a la construcción de relaciones sólidas.

La importancia de la reputación corporativa

Siguiendo lo mencionado con anterioridad, podemos decir que la forma en que la empresa es percibida por el público y los stakeholders puede afectar considerablemente su desempeño y su capacidad para alcanzar sus objetivos. Parte de la importancia de la reputación corporativa, entonces, tiene que ver con generar confianza en los clientes, en un contexto en el que estos están cada vez más informados y son más exigentes, poniendo la confianza en la empresa como uno de los principales factores en su toma de decisiones.

Al mismo tiempo, una buena reputación corporativa brinda a las empresas una interesante ventaja competitiva en un mercado cada vez más saturado. Actúa como un factor diferenciador clave, debido a que los consumidores buscan asociarse con empresas éticas y confiables. De esa forma, esto se traduce en mayores ventas y mayores márgenes de beneficio.

Construyendo confianza a través de la transparencia

Hoy en día, la transparencia en la comunicación y las prácticas empresariales juega un rol clave en la construcción y el fortalecimiento de la confianza con los stakeholders. La transparencia en la comunicación implica proporcionar información clara y accesible sobre los valores y políticas de la empresa, sobre su toma de decisiones y sus resultados. Esto puede incluir, según el caso, informes de sostenibilidad y financieros, revelación de riesgos, divulgación de prácticas corporativas, entre otras cosas.

En este marco, distintas empresas han mostrado excelentes resultados al ser transparentes con su comunidad. Un ejemplo de ello es el caso de Patagonia, la empresa de ropa outdoor que ha sido reconocida en temas de sostenibilidad y cadena de suministro. Patagonia ha implementado programas de divulgación de información sobre sus prácticas sostenibles, a la vez que ha sido pionera en la adopción de estándares ecológicos en su producción.

Otro ejemplo interesante es el de Microsoft. En este caso, la empresa adoptó políticas de transparencia en la divulgación de vulnerabilidades y errores en su software. Además, ha establecido programas de recompensas para informar sobre estas vulnerabilidades.

Credibilidad: la clave para ganar la confianza

La credibilidad es indispensable en la construcción de una reputación sólida para las empresas. Refiere a la confianza y la creencia que los stakeholders tienen en la capacidad de la organización para cumplir sus promesas y ofrecer productos de calidad. Es, al mismo tiempo, lo que permite generar y mantener en el tiempo relaciones sólidas con los clientes, los empleados, los inversores y con la sociedad en general.

Algunos consejos para ganar credibilidad que queremos mencionar son:

consejos para ganar credibilidad
  • Cumplir promesas: Las promesas que la empresa hace a sus clientes deben cumplirse, incluyendo el cumplimiento con los plazos y con las expectativas de calidad en los productos y servicios.
  • Ofrecer productos y servicios de calidad: La calidad de los productos y servicios es clave para ganar credibilidad. No se trata solo de cumplir con los estándares de calidad, sino también de enfocarse en la mejora continua y la innovación.
  • Ser transparente: Es necesario ser transparente en la comunicación y las prácticas empresariales, incluyendo compartir información relevante y precisa que demuestre que la empresa no tiene nada que ocultar.

Responsabilidad social corporativa (RSC): más allá del beneficio económico

Otro factor indispensable para la reputación es la Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Esta hace referencia al compromiso de las empresas para contribuir al desarrollo sostenible y actuar de manera responsable hacia los stakeholders y hacia la sociedad en general. En este sentido, la implementación exitosa de prácticas de RSC puede tener un impacto positivo en la reputación de varias maneras:

  • Mejora la percepción de la empresa demostrando el compromiso de la misma con aspectos sociales y ambientales.
  • Atrae a clientes que eligen apoyar a aquellas empresas comprometidas, como ellos, en causas sociales o ambientales.
  • Genera confianza en inversores y socios comerciales que consideran la RSC al tomar decisiones de inversión o establecer relaciones comerciales.

Una empresa que ha implementado prácticas de RSC y mejorado su reputación es Danone. Sus estrategias en este punto se han centrado en la sostenibilidad y la responsabilidad social, implementado prácticas de reducción de residuos, promoción de la agricultura regenerativa y apoyo de las comunidades locales.

También podemos destacar el caso de Unilever, la empresa de productos de consumo que ha integrado la sostenibilidad y la RSC a su estrategia general. Algunas de las áreas en las que ha trabajado incluyen mejora de la calidad de vida de los agricultores locales, reducción del impacto ambiental y promoción de prácticas comerciales justas.

Gestión de crisis: protegiendo la reputación en tiempos difíciles

Además de los aspectos mencionados con anterioridad, una sólida gestión de crisis es indispensable para preservar la reputación corporativa de las empresas. Las crisis pueden surgir de distintas situaciones imprevistas, desde escándalos y accidentes hasta problemas de seguridad, filtraciones de información o fallas en productos y servicios, etcétera. El manejo eficaz de estas situaciones es crucial para mantener la confianza de los stakeholders.

Algunos consejos a tener en cuenta para gestionar eficazmente las situaciones de crisis y preservar la reputación corporativa son:

preservar la reputación corporativa
  • Determinar un plan de gestión de crisis estructurado y actualizado.
  • Responder velozmente y de forma transparente y amable a los comentarios y críticas de los clientes.
  • Tomar responsabilidad y disculparse en los casos en que sea necesario.
  • Comunicar de forma consistente en todos los canales de la empresa.
  • Evaluar lo que ha conducido a la crisis y mejorar.

Medición y seguimiento de la reputación corporativa

Finalmente, medir y hacer un seguimiento de la reputación corporativa es clave para comprender cómo una empresa es percibida por sus stakeholders y evaluar el impacto de las estrategias implementadas. Asimismo, una vez que se ha medido la reputación se deben realizar ajustes estratégicos en consecuencia, identificando áreas de mejora y estableciendo objetivos claros.

Para poder llevar a cabo esta medición, se deben tener en cuenta distintas métricas. Una de ellas tiene que ver con las opiniones de los usuarios sobre la marca y sus productos, como así también el número de reseñas negativas y su contenido. Esto se logra a través de un proceso de escucha en línea que permite registrar todo el contenido relacionado con la empresa.

Asimismo, se deben tener en cuenta el número PageRank de la web de la marca, la posición de la misma en los motores de búsqueda y las palabras clave relacionadas con la marca.

Conclusiones: Construyendo una reputación corporativa sólida

Como hemos podido ver, la reputación corporativa es indispensable para las empresas de todos los sectores y tamaños. La transparencia, la comunicación efectiva, los valores y Responsabilidad Social Corporativa y la gestión de crisis son clave para mejorar y mantener esta reputación.

En 202 Digital Reputation podemos ayudarte mediante la implementación de estrategias de gestión de crisis y reputación corporativa para que puedas alcanzar tus objetivos empresariales. Contáctanos y entérate qué podemos hacer por ti.

Autor

  • Carlota Gatius

    Carlota Gatius es ingeniera industrial por la UPC y realizó el máster de Internet Business en ISDI. Tras varios años en el mundo corporativo en empresas como Deloitte y Criteo, en 2021 co-fundó 202 Digital Reputation.

    Ver todas las entradas

Compomiso social

crossmenu
×