Qué es la nueva Ley de Servicios Digitales y cómo afecta a la reputación online

Qué es la nueva Ley de Servicios Digitales y cómo afecta a la reputación online

"La Ley de Servicios Digitales es una regulación de la Unión Europea diseñada para actualizar la directiva de comercio electrónico, abordando temas como contenido ilegal, publicidad transparente y desinformación".

Stolton, Samuel (18 de agosto de 2020). «Digital agenda: Autumn/Winter Policy Briefing»

Europa lleva tiempo buscando formas de regular las plataformas tecnológicas. Ahora, lo hace a través de la entrada en vigor de la Ley de Servicios Digitales. A continuación, vamos a contarte qué es la nueva Ley de Servicios Digitales, cuáles son sus puntos más importantes, a quiénes afecta y cómo incide en la reputación online.

¿Qué es la nueva Ley de Servicios Digitales y a qué empresas afecta?

En líneas generales, esta ley aplica a todos los servicios online, pero, dependiendo de su número de usuarios mensuales, implicará tareas adicionales. La clave se coloca sobre aquellas plataformas que eran nombradas como “very large online platform”, con más de 45 millones de usuarios al mes. En los casos de las empresas más pequeñas, estas tendrán un margen de tiempo más amplio para implementar los cambios previstos y de los que hablaremos a continuación.

La Unión Europea llevó a cabo una serie de exámenes previos para poner un cerco a las plataformas más grandes. Las empresas que han tenido que implementar los cambios más exigentes desde el primer momento son: AliExpress, Apple AppStore, Bing, Amazon Store, Booking, Facebook, Google Play, Google Maps, Google Search, Google Shopping, LinkedIn, Instagram, Snapchat, Pinterest, TikTok, X, YouTube, Wikipedia y Zalando.  

¿Qué obligaciones impone?

Para entender qué es la nueva Ley de Servicios Digitales, debemos mencionar sus cuatro ejes más importantes:

4 ejes de la nueva Ley de Servicios Digitales de la Unión Europea: 
1. Mayor capacitación de los usuarios
2. Más protección a los menores de edad
3. Menos desinformación
4. Más transparencia y responsabilidad
  • Mayor capacitación de los usuarios
  • Más protección a los menores de edad
  • Moderación de los contenidos más diligentes, y menos desinformación
  • Más transparencia y responsabilidad.

En términos de obligaciones, esta ley establece una serie de importantes restricciones y requisitos para las empresas tecnológicas:

  • Publicidad personalizada: Se prohíbe la publicidad en línea que se base en características personales como religión, orientación sexual u origen étnico.
  • Eliminación de patrones oscuros: La práctica de utilizar patrones oscuros queda estrictamente prohibida, promoviendo así la transparencia en la publicidad en línea.
  • Facilidad en la cancelación: La ley exige que darse de baja de un servicio en línea sea tan sencillo como registrarse, proporcionando a los usuarios un control más efectivo sobre sus preferencias y datos personales.
  • Explicaciones y derecho de reclamo: Las plataformas están obligadas a dar explicaciones detalladas cuando eliminan contenido, y deben ofrecer herramientas para que los usuarios presenten reclamos en caso de disputas.
  • Transparencia en algoritmos: Se establece que los algoritmos utilizados por estas plataformas deben ser públicos, y los usuarios deben tener la opción de elegir resultados no basados en sus intereses personales.

La norma entiende que todos los servicios online tienen el objetivo de luchar contra la desinformación, como así también de elaborar informes de transparencia. Para eso, la nueva ley regula aspectos como los algoritmos, la publicidad, la desinformación y el contenido ilícito.

Uno de los puntos destacados a tener en cuenta para comprender qué es la nueva Ley de Servicios Digitales es que prohíbe la publicidad online individualizada basada en aspectos como la orientación sexual, la religión o el orígen étnico. Las personas menores, además, quedan fuera de ser consideradas como target. Se prohíben los patrones oscuros y se exige que sea tan fácil darse de baja como de alta.

Al mismo tiempo, las plataformas deben proporcionar explicaciones cuando eliminan contenido y deben brindar herramientas para que sus clientes puedan reclamar cuando esto suceda. Sobre los algoritmos, estos deben ser públicos y se debe otorgar la posibilidad de elegir una opción no basada en los intereses.

Por otra parte, las plataformas tienen ahora la obligación de asumir su responsabilidad de los riesgos hacia la sociedad en lo que refiere a salud pública, física y mental. También deberán contar con una persona responsable que se encargue de velar por el cumplimiento de la ley y que controle sus riesgos, sometiéndose a auditorías externas. Para poder facilitar estos análisis, se deberán proporcionar informes y explicar detalladamente cómo funcionan los sistemas de recomendación.

Otras obligaciones de la nueva Ley de Servicios Digitales

Además de lo mencionado con anterioridad, los obligados deben tomar medidas para evitar toda difusión de contenidos ilegales, como así también reducir efectos negativos sobre la libertad de expresión e información. Asimismo, se exige que los términos y condiciones sean siempre claros y que se cumplan.

Estas plataformas deben ofrecer mecanismos para que los usuarios puedan indicar fácilmente el contenido ilícito y deben actuar rápidamente tras haber recibido estos avisos.

Por último, se deben publicar informes de transparencia sobre decisiones de moderación de contenidos.

Calendario de aplicación

Para las big tech, la fecha tope para hacer modificaciones de cara a cumplir con la nueva Ley de Servicios Digitales fue el 25 de agosto de 2023. Sin embargo, a partir del 17 de febrero de 2024 entrarán en vigor estas obligaciones para plataformas que no lleguen a la cifra de 45 millones de usuarios activos mensuales. Además, es para esa fecha también que se exigirá que los Estados miembros de la Unión Europea nombren a una persona encargada de coordinar los servicios digitales. Es quien se encargará de revisar que la legislación se cumpla.

Cómo la nueva Ley de Servicios Digitales afecta a la reputación online

La implementación de la Ley de Servicios Digitales en la Unión Europea representa un paso significativo hacia la regulación de las grandes plataformas tecnológicas. Esta legislación tiene un impacto directo en la reputación en línea de las empresas, ya que establece rigurosas obligaciones para proteger los derechos individuales y garantizar la transparencia en línea. Al prohibir la publicidad individualizada basada en características personales y promover la claridad en los términos y condiciones, la ley busca reforzar la confianza de los usuarios.

Además, al exigir que las plataformas respondan rápidamente a contenidos ilegales y proporcionen mecanismos para informarlos, se refuerza la protección de la libertad de expresión e información en línea. Sin embargo, la efectividad real de esta ley en la salvaguardia de los derechos en línea aún está por verse. El cumplimiento de estas regulaciones requerirá importantes modificaciones por parte de las grandes empresas tecnológicas. En última instancia, la Ley de Servicios Digitales busca garantizar una identidad digital más segura y protegida para los usuarios, y su impacto en la reputación en línea de las empresas dependerá de cómo se adapten y cumplan con estas nuevas normativas.

Conclusión

La implementación de esta ley requiere que las grandes empresas tecnológicas realicen modificaciones sustanciales para cumplir con sus objetivos. Una de las evidencias más tangibles de estos cambios es la introducción de nuevos formularios y canales de denuncia destinados a abordar el contenido que pueda infringir nuestros derechos individuales. En esencia, esta ley busca fortalecer la protección de la identidad digital de las personas. Sin embargo, su efectividad aún está por verse en la práctica. Estaremos atentos a su impacto real en la salvaguardia de nuestros derechos en línea.

Si quieres conocer más sobre la nueva legislación y qué implicaciones trae en términos de reputación online, en 202 Digital Reputation somos una agencia especializada en reputación digital con un trabajo 360° en el cuidado de la marca e identidad digital y ayudando a definir y gestionar las estrategias reputacionales de nuestros clientes. Contáctanos y entérate mucho más al respecto.

Autor

  • Carlota Gatius

    Carlota Gatius es ingeniera industrial por la UPC y realizó el máster de Internet Business en ISDI. Tras varios años en el mundo corporativo en empresas como Deloitte y Criteo, en 2021 co-fundó 202 Digital Reputation.

    Ver todas las entradas

Compomiso social

crossmenu
×