¿Qué es el ciberbullying?: 8 tipos y cómo prevenirlos

¿Qué es el ciberbullying? De acuerdo con UNICEF, cuando una persona sufre acoso en línea o ciberbullying, siente como si el ataque llegase de todas partes, incluso en su propio hogar. Las consecuencias pueden durar a largo plazo y pueden afectar a las víctimas de muchas maneras. Mental, emocional y físicamente, son muchas las formas en que una víctima de esta situación puede verse afectada. Por eso, es indispensable conocer qué es el ciberbullying y cómo prevenirlo.

Explican desde Naciones Unidas que:

“Las investigaciones sugieren que 7 de cada 10 jóvenes han sufrido abusos en línea en algún momento de su vida. Si bien el término “ciberacoso” suele utilizarse como si fuera un fenómeno independiente, lo cierto es que se trata de una extensión del acoso, un problema con el que llevamos mucho tiempo conviviendo. El acoso aprovecha trasfondos sociales de prejuicios y discriminación y suele afectar en mayor medida a personas con características protegidas como la raza, la religión, la sexualidad, la identidad de género y la discapacidad”.

A continuación, te contamos en qué consiste el ciberbullying, sus distintos tipos y cómo prevenirlo.

 

¿Qué es el ciberbullying?

Para definir qué es el ciberbullying, podemos decir que se trata del uso de medios telemáticos como internet, correo electrónico, redes sociales o mensajería de texto, con el fin de acosar, intimidar o humillar a las personas en línea. Se hace referencia al ciberbullying cuando el acoso se da entre personas de las mismas edades y es una práctica especialmente extendida entre niños, niñas y adolescentes.

También conocido como ciberacoso, esta práctica puede tener como objetivo difundir información personal privada o falsa. Por eso, las repercusiones de estos ataques tienden a ser difíciles de medir.

No obstante, es frecuente encontrar que las personas empiecen a sentirse avergonzadas, incapaces, asustadas o enfadadas. A veces, pierden el interés en aquellas actividades que les gustaban y tratan de recluirse de la vida social. Y, finalmente, pueden verse efectos físicos como el cansancio permanente, los dolores de cabeza o de estómago, entre otros.

 

Tipos de ciberbullying

El ciberbullying se ha ido expandiendo con el paso del tiempo. Hoy, puede manifestarse de diversas formas en línea, que van desde el acoso verbal o escrito al visual, la difusión de rumores o de información personal, entre otras cosas. Ahora, te contamos acerca de algunos de los tipos de ciberbullying más comunes en la actualidad.

1. Doxing

El primer tipo de ciberbullying al que queremos hacer referencia se conoce como doxing. Se trata del acto de revelar abiertamente información personal o sensible sobre una persona sin su consentimiento. Ello, con el fin de provocar humillación. Puede ir desde la difusión de fotos o documentos, como así también mensajes personales guardados de un individuo.

2. Trolling

Trolling o trolear es la acción mediante la cual un acosador busca molestar intencionalmente a otros, a través de la publicación de comentarios hirientes o que generan malestar. Generalmente utiliza el anonimato de las redes para ello. Si bien el trolling no siempre es una forma de ciberbullying, sí puede ser una herramienta para ello si hay intenciones maliciosas.

3. Fraping

En el fraping, un acosador utiliza las cuentas de redes sociales de otra persona para publicar contenido inapropiado usando su nombre. Si bien en algunos casos puede ser una broma inofensiva entre amigos, también puede tener graves consecuencias, de acuerdo a la intencionalidad.

4. Flaming

En el caso del flaming, este tipo de ciberbullying consiste en el envío directo o publicación de insultos o calumnias a la persona atacada. Es similar al trolling, pero el ataque tiende a ser más directo y con una víctima concreta. Muchas veces, el objetivo es incitar al otro a una pelea en línea.

5. Dissing

Dissing es el término empleado para hacer referencia al tipo de ciberbullying en el que un acosador difunde información cruel sobre su víctima. Ello, mediante publicaciones visibles o mensajes privados. Su objetivo es arruinar la reputación de esa persona o sus relaciones con otros.

6. Cyberstalking

En este caso, hablamos de una práctica de acoso en internet. Es cuando una persona se obsesiona con otra y utiliza los medios digitales para acosarla. Esto ocurre especialmente en las redes sociales, las aplicaciones de mensajería instantánea o el correo electrónico. Se trata de inundar a la víctima con mensajes e intentos de comunicación no deseada o consentida.

7. Happy slapping

Se conoce como happy slapping a una práctica que es muy extendida hoy, sobre todo en adolescentes. Consiste en realizar agresiones físicas, grabarlas con el móvil y difundirlas después a través de las redes. Si bien las agresiones no entran dentro del concepto de ciberbullying, la difusión posterior tiene como objetivo principal la humillación y la extensión del sufrimiento.

8. Ciberacoso por notificaciones

Para terminar, hablamos de una práctica muy extendida también hoy que consiste en utilizar la dirección de correo electrónico o el número de teléfono de la víctima para suscribirlo a distintas plataformas o servicios. De esa forma, la persona recibe notificaciones de los mismos constantemente. Una de sus ventajas es que, gracias a la normativa de protección de datos, la persona afectada puede darse de baja de dichas suscripciones fácilmente.

 

¿Cómo prevenir el ciberbullying?

Hemos visto previamente qué es el ciberbullying y los principales tipos en la actualidad. Ahora, vamos a hablar de algunas prácticas que pueden tenerse en cuenta para prevenirlo.

Hay que tener en cuenta que es indispensable generar conciencia respecto a las consecuencias de estas prácticas y difundirlas entre familiares, amigos y compañeros. La educación sobre el ciberbullying para personas que son víctimas, para posibles perpetradores y para testigos puede marcar la diferencia.

 

1. Configurar la privacidad en las redes sociales

En caso de estar sufriendo ciberbullying o de ser familiar de alguien que es víctima, es importante ajustar las configuraciones de privacidad de las redes sociales y otras plataformas. Esto reducirá sustancialmente la exposición a posibles acosadores. Desde tener perfiles privados en las redes hasta controlar qué solicitudes se aceptan, son prácticas de gran ayuda.

2. No compartir información personal en línea

Es muy importante no compartir información personal en línea con personas que no sean de absoluta confianza. Además, si se piden en redes sociales datos personales como la dirección de la casa, el correo personal, el número de teléfono, entre otras cosas, estos nunca deben ser enviados. Eso, debido a que se puede estar exponiéndose a acosos y otros riesgos.

3. Ser cuidadoso con lo que se publica en línea

Hay que tener en cuenta que todo aquello que se comparte en internet puede tener un impacto duradero. Además, puede ser tomado por otras personas y difundido, aún después de que el contenido ha sido borrado. Por eso, es importante pensar cuidadosamente antes de publicar en línea.

4. Reportar y bloquear a los acosadores

En caso de estar siendo víctima de ciberbullying, es importante atreverse a reportar y bloquear a los acosadores en línea. Bloqueando a los acosadores permite evitar su contacto y desalentar las agresiones. Cada red social posee herramientas para reportar contenido perjudicial o acoso.

5. No responder ni participar en el ciberbullying

La mejor forma de desalentar el ciberbullying es evitar responder y participar. Responder a los mensajes puede empeorar la situación y perpetuar el ciclo de violencia en línea. Por eso, lo mejor es mantener la calma y buscar ayuda de un adulto de confianza o de una autoridad.

6. Promover la empatía y el respeto en línea

Para terminar, sin lugar a dudas la empatía es la mejor respuesta contra el ciberbullying. Es importante educar a otros sobre la importancia del respeto en la red y en la forma en que nos comunicamos e interactuamos a través de las plataformas sociales.

Además, una vez que se ha tomado conciencia respecto de qué es el ciberbullying y sus consecuencias, es importante convertirse en defensor activo contra esta situación y reaccionar en caso de ver que una persona alrededor es víctima de ello.

 

Recursos y apoyo

Comprendiendo las consecuencias que el ciberbullying puede tener sobre las personas, en particular en niños, niñas y adolescentes, es importante informarse acerca de cómo prevenirlo y saber qué acciones se pueden tomar. Por eso, vamos a contarte acerca de algunas organizaciones a las que puedes acceder si estás sufriendo esta situación o si eres testigo de ella:

 

Conclusión

Previamente hemos visto qué es el ciberbullying, sus principales tipos y cómo prevenirlo y tratarlo. Una de las claves más importantes ante este escenario es la educación y conciencia sobre esta situación y sus consecuencias.

La prevención del ciberbullying es indispensable para proteger a los niños y adolescentes del impacto de este tipo de acoso en su salud mental y bienestar. Además, es necesario involucrarse en caso de ser testigos de un caso de ciberacoso.

El ciberbullying puede prevenirse y su impacto reducirse. Para ello, se necesita del involucramiento de la sociedad en general para promover una educación en respeto y empatía y un uso responsable de los medios digitales.

En 202 Digital Reputation somos especialistas en reputación digital. Podemos ayudarte a borrar información falsa o perjudicial de la red y las distintas plataformas. Además, podemos orientarte sobre protección de datos. Contáctanos y entérate cómo podemos ayudarte.

 

Autor

  • Carlota Gatius

    Carlota Gatius es ingeniera industrial por la UPC y realizó el máster de Internet Business en ISDI. Tras varios años en el mundo corporativo en empresas como Deloitte y Criteo, en 2021 co-fundó 202 Digital Reputation.

    Ver todas las entradas

Compomiso social

crossmenu
×