Phishing: qué es, definición, ejemplos, tipos y cómo evitarlo

Phishing

En esta guía de 202 Digital Reputation, vamos a adentrarnos en el intrigante mundo del phishing. ¿Alguna vez has escuchado esa palabra y te has preguntado qué significa? No te preocupes, hoy te lo explicaremos en detalle.

En este artículo, exploraremos en profundidad cómo funciona el phishing, los diversos tipos que existen, ejemplos reales de ataques de phishing y, lo más importante, cómo puedes evitar caer en sus trampas. La seguridad online es un tema crítico hoy en día, y entender el phishing es un paso fundamental para proteger tu identidad digital.

¿Qué es el phishing?

El phishing es una práctica engañosa que se ha vuelto cada vez más común en la era digital. Es un término que proviene de la palabra en inglés "fishing" (pescar), y en este contexto, se refiere a un tipo de ciberataque donde los delincuentes informáticos se hacen pasar por entidades de confianza para robar información personal, financiera o contraseñas de sus víctimas. En esencia, el phishing es como lanzar un anzuelo digital y esperar que caigas en la trampa.

Para que tengas una definición más concreta, podemos decir que el phishing es un método fraudulento mediante el cual los atacantes envían correos electrónicos falsificados o mensajes de texto que aparentan ser de instituciones legítimas, como bancos, redes sociales, o incluso empresas de renombre (para las cuales es necesaria una gestión de crisis adecuada). Estos mensajes suelen contener enlaces a sitios web falsos que imitan a los auténticos, con el objetivo de engañarte para que reveles información confidencial, como contraseñas, números de tarjeta de crédito o datos personales.

Profundizando en el concepto del phishing

El phishing es una de esas palabras que quizá has escuchado cientos de veces, pero ¿te has parado a pensar en lo que realmente implica más allá de su definición o saber qué es? Vamos a adentrarnos en este concepto, desmenuzándolo para que no te quede ninguna duda.

Elementos clave del phishing

El phishing es una técnica de engaño utilizada por ciberdelincuentes para obtener información confidencial de forma fraudulenta. La palabra clave aquí es "engaño". Imagina que alguien se hace pasar por tu banco, te envía un email que parece legítimo y te pide que hagas clic en un enlace para "verificar" tu cuenta. Pues bien, eso es phishing.

Pero, ¿qué busca el phishing? Principalmente, información personal: contraseñas, números de tarjetas de crédito, datos bancarios... La lista es larga y todo depende de qué quiera el estafador.

No es solo un problema de correos electrónicos

Muchas veces pensamos en el phishing solo en términos de emails fraudulentos, pero la realidad es más amplia. Los SMS, las llamadas telefónicas (sí, eso también es phishing, aunque se llama vishing), e incluso las redes sociales son canales para estos engaños. Es importante en estos casos ser conscientes de que es probable que necesitemos un plan y gestión de crisis en redes sociales en caso de sufrir un ataque.

Phishing vs. otros tipos de ciberataques

Es importante distinguir el phishing de otros ciberataques. Mientras que el phishing siempre implica una forma de engaño y manipulación (como recibir un email que parece ser de tu banco), otros ataques pueden ser más directos, como un software malicioso que se instala en tu ordenador sin que hagas clic en nada sospechoso.

¿Por qué es tan efectivo el phishing?

El phishing juega con la psicología humana. Utiliza el miedo, la urgencia o la curiosidad para provocar una reacción rápida. Por ejemplo, un email de phishing puede decir que tu cuenta será suspendida si no actúas de inmediato. Esta sensación de urgencia es una táctica común para que piques el anzuelo sin pensarlo demasiado.

Tipos de phishing

Ahora que hemos entendido qué es el phishing, es momento de profundizar en el tema y aprender cómo se manifiesta en la vida cotidiana en internet. Los ejemplos de phishing nos ayudarán a reconocer las tácticas que utilizan los ciberdelincuentes para engañarnos y robar nuestra información. A continuación, te enumeramos y explicamos algunos tipos o ejemplos de phishing:

Tipos de phishing

Phishing por correo electrónico

Una de las formas más comunes de phishing es a través del correo electrónico. Imagina que recibes un correo electrónico aparentemente legítimo de tu banco, solicitándote que actualices tu información de tu cuenta haciendo clic en un enlace proporcionado. Sin embargo, si lo observas detenidamente, es posible que notes algunos signos de alarma. Por ejemplo, el remitente puede tener un nombre ligeramente diferente al de tu banco o puede contener errores gramaticales y ortográficos. Esto es una señal clara de phishing.

Phishing de redes sociales

Otro ejemplo frecuente es el phishing en redes sociales. Puedes recibir un mensaje directo en una plataforma como Facebook o Instagram de alguien que parece ser un amigo, pero te pide que hagas clic en un enlace sospechoso o que compartas información personal. Antes de actuar, verifica si el perfil del remitente parece auténtico y no contiene elementos extraños.

Phishing de suplantación de identidad

En este caso, los atacantes se hacen pasar por alguien de confianza, como un compañero de trabajo o un superior, para solicitar información confidencial o realizar transferencias de dinero. Siempre comprueba las solicitudes inusuales y, si tienes dudas, comunícate con la persona directamente a través de otros medios.

Phishing de voz (vishing) y Phishing de SMS (smishing)

En el phishing de voz, los estafadores pueden llamar haciéndose pasar por instituciones legítimas, como bancos, y solicitar información sensible. En el phishing de SMS, recibirás mensajes de texto engañosos que te pedirán que hagas clic en enlaces o compartas información. En ambos casos, ten precaución y no compartas datos personales por teléfono o mensaje sin verificar la autenticidad de la solicitud.

Phishing dirigido (spear phishing)

Esta variante del phishing implica ataques personalizados, donde los atacantes investigan a fondo a la víctima antes de enviar un mensaje diseñado específicamente para ellos. Esto hace que sea más difícil detectar la estafa, ya que el mensaje puede parecer muy convincente. Mantente alerta ante cualquier solicitud inusual, incluso si parece provenir de fuentes conocidas.

Pharming

El pharming implica el secuestro de tu tráfico web para redirigirte a sitios web falsos sin que lo notes. Esto puede ser especialmente peligroso, ya que incluso si escribes la dirección correcta de un sitio web en tu navegador, podrías ser redirigido a una versión falsa. Siempre verifica la legitimidad de los sitios web antes de ingresar información confidencial.

Ejemplos de phishing

Cuando hablamos de phishing, poner ejemplos concretos sobre la mesa nos ayuda a entender mejor cómo actúan estos ciberdelincuentes. Vamos a ver algunos ejemplos de phishing que ilustran distintas tácticas utilizadas en estos engaños.

El clásico email de phishing del banco

Imagina que recibes un email que parece ser de tu banco. Te informa de un problema con tu cuenta y te pide que hagas clic en un enlace para solucionarlo. Este es un ejemplo clásico de phishing. El enlace te lleva a una página que parece legítima, pero en realidad es una copia diseñada para robar tus datos. Si introduces tu usuario y contraseña, ¡zas!, los estafadores ya tienen acceso a tu cuenta bancaria.

El típico SMS de una empresa famosa

Este tipo de phishing, a menudo llamado "smishing", utiliza mensajes de texto para engañarte. Recibes un SMS que parece ser de una empresa conocida, como una compañía telefónica, indicando que necesitas actualizar tus datos o confirmar una transacción. El mensaje incluye un enlace que te dirige a una página falsa. Este método es especialmente peligroso porque la gente tiende a confiar más en los SMS que en los emails.

Ataques dirigidos a tu persona conociendo tu información

El spear phishing es una forma más sofisticada de phishing donde el ataque está personalizado para ti. Por ejemplo, los estafadores podrían haber recopilado información sobre ti de tus redes sociales y luego enviarte un email muy convincente, relacionado con tus intereses o tu trabajo, para que bajes la guardia y hagas clic en un enlace malicioso.

Cómo evitar el phishing

Ya que hemos explorado las diferentes caras del phishing, es fundamental aprender cómo protegernos contra este tipo de ataques. A continuación, veremos algunas medidas que consideramos clave para evitar caer en las trampas del phishing y mantener tu información segura online.

Evitar el phishing

Identificación de correos electrónicos y mensajes sospechosos

Uno de los primeros pasos para evitar el phishing es ser escéptico ante los correos electrónicos y mensajes que recibes. Siempre verifica la dirección de correo electrónico del remitente y busca señales de advertencia, como errores ortográficos, gramaticales o direcciones de correo electrónico extrañas. Si algo te parece sospechoso, no hagas clic en ningún enlace ni descargues archivos adjuntos.

Verificación de la autenticidad de sitios web

Cuando te encuentres en una web que requiere que introduzcas información personal o financiera, comprueba siempre que sea legítimo. Busca el candado en la barra de direcciones del navegador y asegúrate de que la dirección comience con "https://" en lugar de "http://". Además, compara cuidadosamente la URL del sitio con la oficial de la organización antes de enviar datos sensibles.

Uso de la autenticación de dos factores (2FA)

La autenticación de dos factores añade una capa adicional de seguridad. Habilita esta opción en tus cuentas siempre que sea posible. Esto significa que, incluso si un hacker obtiene tu contraseña, necesitaría un segundo factor, como un código enviado a tu teléfono, para acceder a tu cuenta.

Mantener el software actualizado

Los ataques de phishing a menudo explotan vulnerabilidades en software desactualizado. Asegúrate de mantener tu sistema operativo, programas y aplicaciones siempre actualizados. Las actualizaciones suelen incluir parches de seguridad que ayudan a proteger tu dispositivo.

Educación y concienciación sobre el phishing

La educación es clave. Mantente informado sobre las tácticas de phishing más recientes y comparte esta información con familiares y amigos. La concienciación es una defensa importante contra los ataques cibernéticos.

Desconfía de las solicitudes inusuales

Si recibes un correo electrónico, mensaje o llamada inesperada que solicita información confidencial o acciones inmediatas, mantén la calma y verifica la autenticidad de la solicitud. No cedas a la presión y busca una fuente de confianza para confirmar la solicitud.

Verifica antes de hacer clic

Antes de hacer clic en un enlace, pasa el cursor sobre él para ver a dónde se dirige. Si la URL parece sospechosa o no coincide con la dirección web oficial de la entidad, no hagas clic. Para verificar, lo mejor es ir directamente a la página oficial escribiendo la dirección en tu navegador, en lugar de hacer clic en el enlace.

Protege tu información personal

Nunca reveles información personal o financiera en respuesta a un email, mensaje de texto o llamada telefónica no solicitados. Las empresas legítimas nunca te pedirán esta información de esta manera.

Reporta intentos de phishing

Si identificas un intento de phishing, repórtalo. Muchos servicios de correo electrónico y redes sociales tienen opciones para reportar phishing. Al hacerlo, no solo te proteges a ti mismo, sino que también ayudas a proteger a otros.

Cuidado con las redes Wi-Fi públicas

Las redes Wi-Fi públicas pueden ser terreno fértil para los phishers. Evita realizar operaciones bancarias o acceder a información sensible cuando estés conectado a una red Wi-Fi pública. Si necesitas hacerlo, utiliza una VPN (Red Privada Virtual) para proteger tus datos.

Confirma las fuentes de comunicación

Si recibes un mensaje sospechoso que parece ser de una empresa o servicio que utilizas, contacta directamente con ellos a través de sus canales oficiales para verificar la autenticidad del mensaje. No utilices los números de teléfono o enlaces proporcionados en el mensaje sospechoso.

Herramientas y recursos útiles para combatir el phishing

En este punto, queremos darte más información acerca de las herramientas y recursos útiles que puedes utilizar para fortalecer tu defensa contra el phishing. Estar bien equipado es fundamental para mantener tus datos seguros en internet.

Software de seguridad

Una de las primeras líneas de defensa contra el phishing es un buen software de seguridad. Asegúrate de tener un antivirus y un programa anti-malware confiables instalados en tu dispositivo. Estas herramientas pueden detectar y bloquear posibles amenazas antes de que causen daño.

Extensiones de navegador

Existen extensiones de navegadores web que están diseñadas específicamente para protegerte contra el phishing. Algunas de ellas comprueban la autenticidad de los sitios web que visitas y te alertan si detectan una posible amenaza.

Informes y estadísticas

Mantente al tanto de los informes y estadísticas sobre el phishing. Empresas de seguridad online, agencias de reputación online y agencias gubernamentales suelen proporcionar información actualizada sobre las tendencias y los ataques de phishing más recientes. Esto te ayudará a estar alerta y tomar medidas preventivas.

Conclusión

Después de haber profundizado en el mundo del phishing, desde 202 Digital Reputation esperamos que ahora tengas una comprensión clara y detallada de lo que es y cómo protegerte. El phishing no es solo un ataque cibernético más; es una amenaza constante que evoluciona y se adapta a las nuevas tecnologías y comportamientos online.

Puntos clave

  • ¿Qué es el Phishing? Es una técnica de engaño empleada para obtener información sensible de manera fraudulenta. Los atacantes suelen hacerse pasar por entidades confiables a través de correos electrónicos, mensajes de texto o llamadas telefónicas.
  • Reconocer el phishing: los intentos de phishing suelen presentar señales de alerta como mensajes urgentes, errores de ortografía, direcciones de email sospechosas y enlaces o archivos adjuntos inesperados.
  • Estrategias de protección: para protegerte del phishing, es vital mantener tus dispositivos actualizados, utilizar herramientas de seguridad, y sobre todo, ejercitar el sentido crítico y la precaución al interactuar con correos electrónicos y mensajes sospechosos. Si quieres, puedes echarle un ojo a nuestros servicios de regulación digital.

Entender el phishing y saber cómo evitarlo no solo protege tu información personal y financiera, sino que también te empodera como usuario digital. En un mundo donde las interacciones online son cada vez más frecuentes, ser capaz de identificar y reaccionar ante intentos de phishing es una habilidad crucial. Mantente informado, sé crítico y actúa con precaución. Así, estarás no solo defendiéndote a ti mismo, sino también contribuyendo a la seguridad del ecosistema digital en su conjunto.

Reputacion digital

Compomiso social

crossmenu
×