Conocemos todas las vías, tanto técnicas como legales, para conseguir retirar información, siempre que sea errónea, desactualizada o que esté generando un perjuicio a la persona u organización. Hacemos un estudio previo para determinar si es viable o no y cuanto tardaríamos.