Lo primero de todo es analizar la huella digital y crear una estrategia de identidad. En función de la huella podemos tardar entre 2-4 meses siempre dependiendo de las necesidades del usuario.