6 amenazas a la ciberseguridad que pueden afectar la reputación digital de una empresa

En el mundo digital actual, la reputación de una empresa es un activo valioso que puede determinar su éxito o fracaso. Se considera como el activo intangible más valioso que una organización tiene. No obstante, la creciente sofisticación de las amenazas a la ciberseguridad plantea riesgos significativos para la reputación digital de las organizaciones y que deben tenerse en cuenta.

En esta ocasión, vamos a contarte en particular acerca de seis amenazas a la ciberseguridad que pueden afectar considerablemente la reputación online de una empresa. Comprender estas amenazas es crucial para que las empresas puedan tomar medidas preventivas y proteger su valioso prestigio en el mundo digital.

1. Violación de datos y su impacto en la reputación digital

En primer lugar, una violación de datos puede tener un impacto muy grande en la reputación de una empresa, con consecuencias a largo plazo. Tanto los clientes como los empleados, proveedores y otros colaboradores pueden verse afectados en este sentido. La pérdida de confianza puede provocar una reducción en las ventas y en los ingresos de la empresa.

Un informe de Lloyds y KPMG relacionado a la protección de los activos intangibles, sostiene que, a lo largo de los últimos 10 a 15 años, el 80% de los activos empresariales se describen como intangibles. En este escenario, una fuga o violación de datos tiene uno de los mayores impactos en la reputación y en la pérdida de clientes. Esto se se clarifica con la encuesta de PwC que sostiene que el 87% de los consumidores se irían de una empresa si ésta sufriera una filtración de datos.

Un ejemplo de ello es el de eBay. En 2014, la empresa fue víctima de una fuga de datos que comprometió información personal de más de 145 millones de personas. Esto provocó una reducción sustancial de confianza por parte de los usuarios, afectando su crecimiento y rentabilidad. Además, como consecuencia de ello, la empresa debió enfrentar acciones legales y un importante escrutinio normativo por la filtración.

2. Suplantación de identidad en redes sociales y el riesgo para la reputación digital

En segundo lugar, debemos hablar de la suplantación de identidad como otra de las amenazas a la ciberseguridad que afecta la reputación digital. En España, por ejemplo, se estima que el 85% de los usuarios de Internet utilizan las redes sociales. En este marco, el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) español afirma que los perfiles de empresa son los que resultan más atractivos para los ciberdelincuentes. Ello, debido a que el robo o la suplantación de cuentas permite engañar fácilmente a los usuarios.

INCIBE sostiene que el robo de cuentas y la suplantación, junto con las noticias falsas y los bulos son las formas más frecuentes de este tipo de amenazas a la ciberseguridad. En todos los casos, son formas de suplantación que dañan la reputación de una marca y que pueden llevar tanto a la pérdida de confianza como a costes económicos derivados de incidencias, sanciones y multas por incumplimientos, en caso de que la suplantación lleve a filtración de datos.

3. Ataques de phishing y su impacto en la reputación en línea

Continuamos haciendo referencia a una de las amenazas a la ciberseguridad más frecuentes, como es el phishing. Se define como un tipo de fraude que emplea mensajes de correo electrónico para engañar a las personas y motivarlas a revelar información personal o confidencial.

En el caso de las empresas, el phishing suele tener como finalidad fundamental obtener información confidencial o sensible que puede comprometer la integridad de la empresa. Ello, generalmente con el objetivo de interceptar comunicaciones o de obtener un rendimiento económico. También puede buscar infectar los equipos de los usuarios bajo el nombre de la empresa, impactando en su reputación.

Esto último puede tener grandes repercusiones negativas. Si los usuarios o clientes consideran que el phishing o spam viene de las cuentas relacionadas a la empresa, pueden decidir alejarse de la misma.

4. Comentarios y reseñas negativas falsas y su influencia en la reputación en línea

Las reseñas y comentarios negativos sobre negocios o productos en la red afectan mucho la reputación de las empresas. Esto, en un contexto en el que los consumidores acuden cada vez más a las experiencias de otros usuarios a la hora de tomar una decisión de compra.

Las reseñas negativas falsas son acciones que pueden surgir de la competencia o de distintos tipos de atacantes. Su principal objetivo es el de hundir la reputación de la marca. Pero ello no solo impacta en los potenciales clientes que pueden decidir alejarse sino que, además, puede repercutir negativamente en los trabajadores y potenciales colaboradores que empiezan a desconfiar de la empresa ante estos comentarios.

Para sintetizar, si las reseñas positivas son un activo de las empresas para mejorar la reputación de un negocio y sus productos, las reseñas negativas falsas funcionan en sentido contrario.

5. Uso inapropiado de las redes sociales corporativas y su impacto en la reputación

Así como las redes sociales funcionan como un vehículo para potenciar las marcas, también pueden representar riesgos para la reputación de una empresa. Esto, sea por las críticas o la información difundida por los usuarios, como también por el uso que los propios empleados puedan hacer de las cuentas de la empresa.

Es cada vez más común encontrarse con daños en la reputación de la empresa como consecuencia de acciones en redes sociales que provienen desde dentro de la propia plantilla de trabajadores. Por eso, los códigos éticos y de buena conducta dentro de las empresas son indispensables para la formulación de reglas claras en el uso de las redes sociales de la empresa y las consecuencias de un uso negativo. Esta es una de las formas de protegerse ante estos escenarios.

6. Divulgación de información interna confidencial y su impacto en la reputación digital

Para terminar, hoy, la confidencialidad de la información es una de las situaciones que más preocupa a las empresas. La divulgación de información interna confidencial puede ocasionar grandes daños y perjuicios, al grado de poder incurrir en una responsabilidad civil, mercantil administrativa e, incluso, en algunos casos, penal.

Hay que tener en cuenta, además, que muchas veces la divulgación de información obedece a no contar con protocolos que indiquen el tratamiento adecuado que se debe dar a la información sensible.

Es importante entender que la divulgación de información confidencial puede darse por diversos factores, sea debido a negligencia interna o a por amenazas a la ciberseguridad. Esto impacta directamente en la reputación digital, socavando la confianza de clientes y colaboradores.

Conclusiones

Hemos visto previamente algunas de las principales amenazas a la ciberseguridad y cómo afectan la reputación digital de las empresas. En este escenario donde dichas amenazas se expanden considerablemente, es importante implementar medidas de seguridad robustas. Algunas de estas pueden ser la educación y concientización sobre el tema para todos los empleados, la vigilancia constante de la actividad en línea y el uso de sistemas de protección de datos, entre otras cosas.

Además, es indispensable contar con un plan de respuesta a incidentes que permita minimizar el impacto en caso de que una amenaza a la ciberseguridad tenga lugar. En 202 Digital Reputation somos una agencia de reputación digital que ofrece una gestión 360° de la reputación online de tu empresa u organización.

Contáctanos y entérate cómo podemos ayudarte a protegerte de filtraciones y robos de información o qué gestiones considerar en caso de que ello suceda.

Autor

  • Carlota Gatius

    Carlota Gatius es ingeniera industrial por la UPC y realizó el máster de Internet Business en ISDI. Tras varios años en el mundo corporativo en empresas como Deloitte y Criteo, en 2021 co-fundó 202 Digital Reputation.

    Ver todas las entradas

Compomiso social

crossmenu
×